Felicita un cumpleaños especial con una postal DIY

Las tarjetas para felicitar el cumpleaños son un producto muy popular en las tiendas. Sin embargo, muchas veces, ya sea porque se nos olvida o porque son demasiado caras, acabamos descartando incluirla entre los regalos. En nuestro post de hoy os daremos unas ideas de tarjetas manuales y sencillas que os encantará probar, ¡ya no se os olvidará una bonita tarjeta nunca!

Tarjeta globitos

Para esta tarjeta solo necesitaréis un buen montón de recortes de cartulina (o foam) de varios colores, un rotulador, tijeras, pegamento e hilo grueso.

Empezamos por recortar el rectángulo que actuará como tarjeta en si. Lo mejor de hacerla nosotros, es que podremos escoger el tamaño que más nos guste (las que venden en las tiendas suelen ser de 11×14 cm). Después debemos recortar varios óvalos de colores diferentes con las cartulinas o el foam que tengamos, estos óvalos representan los globitos de la tarjeta. A cada óvalo, posteriormente, deberemos atar un pedazo de hilo grueso.

Ahora nos queda pegarlo todo sobre la tarjeta añadiendo una frase simpática o un simple “Feliz cumpleaños”, y ya tendremos lista nuestra tarjeta para anotar un texto cariñoso al destinatario.tarjeta_globos

Tarjeta Cupcake

En esta tarjeta usaremos cartulinas de colores, un envoltorio de magdalena, tijeras, pegamento y una vela.

Recortamos la tarjeta a la medida que queramos y, después, recortamos una porción de cartulina con forma de medio circulo. El envoltorio lo recortamos por la mitad y le quitamos la base. Después, pegamos el envoltorio de la magdalena recortado sobre el semicírculo y, a su vez, sobre la portada de la tarjeta. Por último, solo nos quedará pegar la vela sobre nuestro “cupcake” y añadir algún texto divertido.cupcake_tarjeta

Tarjeta confeti

Esta es una de las versiones de postal DIY más sencilla y original. Solo necesitaremos cartulina, un sobre, pegamento y un puñado de confeti.

Recortamos la tarjeta al tamaño deseado y, sobre ella, pegamos el sobrecito. Dentro del sobre debemos guardar casi todo el confeti salvo unos cuantos puntitos, que utilizaremos para decorar el resto de la portada de la tarjeta.confeti_tarjeta

Felicitación en cajita de cerillas

Esta opción no es estrictamente una tarjeta de felicitación pero, dada su original presentación, no podíamos excluirla de este post. Para prepararla, necesitaremos una cajita de cerillas vacía, papel, pinturas/rotuladores, tijeras y pegamento.

Debemos forrar la cajita de cerillas con papel, sobre el que después añadiremos motivos decorativos con nuestras pinturas. En el interior de la cajita podremos guardar todo tipo de pequeños obsequios, desde la continuación de la felicitación (como en la foto de ejemplo), hasta velas, caramelos, confeti, chuches… Una felicitación que, sin duda, guardará con especial cariño.cerillas_tarjeta

Volvamos a recuperar la sana costumbre de felicitarnos en las ocasiones especiales con una tarjeta. Es un recuerdo que el destinatario podrá conservar para siempre y en el que, además, podremos dejar un mensaje especial y cariñoso a nuestro ser querido, su importancia es tal que en Regalo Original, todos nuestros regalos llevan incluida una tarjeta recordatoria en la que podremos dedicar unas palabras al destinatario. ¿Vosotros seguís teniendo las tarjetas que os ha ido regalando con el paso de los años? Si la respuesta es sí, entonces sabrás bien de lo que hablamos cuando decimos que una tarjeta de felicitación es un regalo muy sencillo pero muy especial, que consigue mucho, con muy poco.