Chequera de vales personalizada

Si hace unos días os mostrábamos las cestas de regalo como una opción original y económica para regalar, hoy queremos mostraros otra idea que seguro que os encantará: las chequeras regalo. La idea consiste en regalar unas chequeras pero, en lugar de cheques con dinero, el premio son cheques con vales para distintas actividades y regalos que el destinatario podrá usar
cuando quiera. Es una idea divertida y original, como a nosotros nos gustan, por eso, en nuestro post de hoy, ¡os enseñaremos a crear vuestra propia chequera regalo!chequera

MATERIALES

foliosLos materiales son extremadamente simples. Aunque, como en todo, podemos currarnos más los detalles, esta lista es la más básica:

  • Folios
  • Grapadora
  • Cartulina o papeles de colores
  • Rotuladores o pinturas de colores

Las grapas pueden sustituirse por lazos, si queremos decorar un poco más nuestra chequera.

PASOS

  1. Hacemos una lista con los posibles regalos para el destinatario. Es muy importante adaptarnos a los gustos de cada persona y, sobre todo, cerciorarnos de que todo lo que pongamos podremos cumplirlo, no tiene sentido regalar un viaje en limusina si luego no podemos permitírnoslo ¿verdad?. Algunas ideas para nuestra chequera pueden ser un viaje express, una cena romántica, una sesión de fotos divertidas, un masaje, una montaña de chuches o, porque no, un Desayuno a domicilio de Regalo Original… ¡Lo que se os ocurra!
  2. Tras elaborar nuestra lista, pasamos a las manualidades. Tenemos que cortar los folios a la medida que deseemos para nuestra chequera. Lo recomendable es que los folios tengan un ancho de 6-7 centímetros y un largo de 13 centímetros, aproximadamente. Es importante recortar tantas plantillas como cheques vayamos a incluir en nuestra chequera.
  3. Una vez cortadas todas las plantillas, escribimos en cada una el regalo concreto y lo decoramos con nuestras pinturas de colores. Muchos optan por imprimirlas pero las cosas hechas a mano siempre tienen un encanto especial que no podemos despreciar.talonario-vales-600x425
  4. Terminada esta parte, preparamos la portada delantera y trasera de la chequera con la cartulina/folio de colores. Es importante hacerlo después para conocer el ancho que tienen todos los cheques juntos y adaptarlos en la cartulina a la perfección.
  5. Por último, grapamos la portada de cartulina con los cheques en su interior (o los juntamos mediante lazos) y ya tendremos nuestra chequera lista. Fácil ¿verdad?

Regalar una chequera de este tipo es muy barato (ya veis que casi no tenemos que invertir en materiales) pero es un detalle excelente para el destinatario, que podrá disfrutar de estos mini-regalos durante tanto tiempo como quiera. ¿Qué os parece nuestra idea? ¿Alguna vez habéis recibido algo así?