Lienzo foto antigua: el toque vintage que buscas

Seguro que todos coincidimos en esto: una casa sin cuadros parece vacía. Los cuadros decoran nuestro hogar, alegran nuestras paredes y nos transmiten sensaciones. Estas sensaciones son aún más intensas si los cuadros son de imágenes personales: fotografías de las vacaciones, panorámicas de paisajes que hemos visitado, fotos de la familia… En Regalo Original queremos ayudaros con la ardua tarea de completar un hogar y hacerlo acogedor y, por ello, queremos presentaros uno de nuestros lienzos más vistosos: el lienzo personalizado con efecto foto antigua.

Efectofotoantigua-g

Este lienzo es perfecto para las fotografías familiares o los recuerdos que queremos conservar toda la vida. El resultado final de este tipo de lienzo es similar al de las fotografías antiguas, con ese tono ocre tan característico que le da un aire vintage muy moda hoy en día. Nostalgia, felicidad, buenos momentos, son sensaciones que se pueden conseguir con este tipo de efecto. Si quieres experimentar estas emociones cuando eches un vistazo a tu hogar, el lienzo con efecto foto antigua debe ser tu primera opción.

El lienzo efecto foto antigua está disponible en múltiples tamaños: desde el más pequeño para decorar los rincones de la casa, de 30 x 30 centímetros (o 40 x 30 centímetros si lo queremos rectangular), hasta el más grande, de 100 x 75 centímetros para decorar el salón o grandes habitaciones. La imagen con la que elijamos personalizar el lienzo se imprime sobre todas las zonas visibles, es decir, se extenderá a la parte frontal del lienzo y también a los laterales del mismo, que se corresponden con el bastidor del producto (una zona de 3 centímetros de ancho fabricada en madera samba).

El lienzo se entrega directamente para colgar, por lo que no tendremos que complicarnos mucho cuando lo recibamos, únicamente debemos encontrarle un hueco que nos encaje y en el que nuestro cuadro vaya a causar sensación. No solo podemos comprarlo para nosotros mismos si no que es un regalo excelente para un familiar, la pareja, un amigo… ¿Quién no querría tener un recuerdo imborrable decorando una parte especial de su casa?