Halloween: la decoración más terrorífica para una casa encantada

Se acerca una de las noches más divertidas y terroríficas del año, pero también una de las perfectas para organizar fiestas en casa y dar rienda suelta a la imaginación. Hablamos de la noche de Halloween.

A nosotros nos encanta esta fiesta, porque saca toda la creatividad que hay dentro de esos cerebritos andantes, y es que además de disfrazarse, hay muchas más cosas que se pueden hacer en una noche de Halloween. Por ejemplo, si tienes niños en casa es perfecto para ponerse manos a la obra y hacer manualidades de lo más terroríficas.

Por supuesto, los que se han quedado sin ideas después de tantos años preparando cosas chulas en Halloween, siempre tendrán nuestro blog para empaparse de consejos originales para crear la fiesta más tenebrosa y divertida de todo el vecindario.

Consejos para decorar la casa en Halloween

Hacer una fiesta de Halloween en casa siempre es una idea que al principio suena muy fácil pero siempre acabas poniendo las mismas telarañas de todos los años y los fantasmas ya ni asustan. Si eres de los que decoran la casa entera o solo una estancia, estos consejos te ayudarán a crear una decoración que será digna de recordar.

Porque lo que importa en Halloween es la creatividad, y el terror. Por eso, hemos recopilado una serie de ideas súper originales que marcarán la diferencia este año.

Para decorar tu casa para Halloween solo necesitarás unos pocos complementos y unos cuantos ayudantes para hacer estas espeluznantes decoraciones. Además, son geniales para hacer una tarde en familia y que todo el mundo se involucre para crear la mejor fiesta de Halloween.

¡No pueden faltar las calabazas!

Durante el resto del año las calabazas enteras no son muy fáciles de encontrar, pero cuando se acerca la víspera de Todos los Santos, en cualquier supermercado podrás comprar una calabaza grande para poder tallarla. Esta hortaliza se ha convertido en todo un símbolo de la noche de brujas, y decorarlas y tallarlas es una actividad de lo más divertida para hacer en familia.

Para que queden perfectas, solo tendrás que comprar varias calabazas de distintos tamaños, vaciarlas y dibujarles distintas caras: desde las más felices a las más terroríficas. Esta actividad a los niños les encantará; además, luego podrás ponerles velas dentro y quedarán de miedo.

Objetos que asustan a cualquiera

Para crear el ambiente perfecto para la noche de los muertos, hay que añadir objetos típicos de esta temática, como fantasmas, telarañas, calaveras, huesos, murciélagos… Para los que no se quieran complicar tanto las cosas, podrás comprar todo tipo de elementos de Halloween en las tiendas, pero los que quieran echarle un poco de imaginación lo podrán hacer ellos mismos. ¡Anímate, porque es divertidísimo!

Las calaveras, murciélagos y arañas son muy sencillos de hacer. Lo único que necesitarás es cartulina e hilo negros y celo. Dibuja las figuras de arañas, murciélagos o calaveras tomando como referencia cualquier plantilla disponible online y recórtalas. Luego podrás colgarlas del techo con el hilo o incluso hacer guirnaldas uniendo las figuras unas a otras.

Para darle el toque final, además de añadir este tipo de objetos, viste tu casa de negro con manteles y sábanas del mismo color, y haz que las luces sean más tenues tapando las lámparas o, simplemente, reduciendo la intensidad.

La entrada a la casa del terror

Es muy importante tanto la decoración interior como la exterior. Serán muchos niños los que llamen a tu puerta haciendo “truco o trato”, por lo que, tener la entrada de la casa decorada será clave para que los niños llamen a ella. Lo que no pueden faltar en la entrada son telarañas y luces situadas estratégicamente e, incluso, podrás añadir lápidas para darle ese toque de terror añadido. Por ejemplo, en nuestra página web tenemos lápidas de cartón personalizadas en las que podrás grabar los nombres y frases que tú quieras para dar un buen susto a tus amigos o familiares.

Decorar en Halloween

Ideas para cocinar en Halloween: vive el terror al máximo

Además de decorar la casa entera, la comida y la bebida son un elemento súper importante para hacer la fiesta perfecta de Halloween. Si quieres ser la anfitriona perfecta seguro que puedes sorprender a tus invitados con un menú escalofriante, pero para eso no hay que ser Master Chef y tirarse horas y horas en la cocina. Hay muchas recetas sencillas y rápidas para que tu menú de Halloween no deje indiferente a nadie.

Una de las clásicas ideas son momias de salchicha. Para hacerlas solo necesitarás una plancha de hojaldre, 12 salchichas, 1 huevo y salsas como kétchup y mayonesa. Solo necesitarás cortar la masa de hojaldre en finas tiras, envolver las salchichas con las tiras, pintar el hojaldre con el huevo batido y meterlas al horno durante 15 minutos.

Y para beber no puede faltar ponche que imita la sangre. Los ponches de sangre se consiguen con zumo de frutos rojos y añadiendo granadina. Para darle el toque final a esta bebida podrás añadir chuches con formas terroríficas como arañas y murciélagos.

¿Y ahora que? ¿Estáis preparados para pasar una noche terroríficamente divertida?