Cómo tirar la cerveza perfecta. Los mejores consejos

A todos nos encanta bebernos una cerveza bien fresquita y sobre todo bien tirada. Y es que beberse una cerveza (o varias) es algo muy habitual y con su popularización los establecimientos se han dejado llevar por la comodidad y el ahorro. Ahora es más difícil encontrar una cervecería dónde son expertos en tirar una caña. En este post, te vamos a explicar los pasos fundamentales para tirar bien una cerveza para que no te puedan engañar o incluso si eres atrevido para sorprender a tus invitados.

Pasos para tirar la cerveza

Lo primero que hay que mencionar es que cada cerveza tiene una forma diferente de servirse; pero aquí vamos a explicar los pasos básicos que se siguen para servir la mayoría de las cervezas. También el procedimiento varía si estamos sirviendo una cerveza de una botella o del barril. Te lo explicamos todo por aquí. Después de leer este post, te convertirás en un auténtico experto:

Elección de la copa

Cada cerveza debería servirse en su propia copa. Es muy complicado comprar todas las copas por cada cerveza, por eso, se pueden utilizar vasos o copas normales. La única condición es que el culo del vaso siempre tiene que ser cóncavo y, además, si en la parte superior de la copa te cabe la nariz, ese vaso o copa es perfecta.

El almacenamiento

Para guardar las copas, es muy recomendable que se guarden boca abajo y en algún lugar que les permita ventilarse, sobre una rejilla, por ejemplo. Uno de los errores más comunes es congelar las jarras de cerveza. Esto es un gran error porque el hielo hace que la espuma dure menos y la cerveza se acabe mezclando con el agua del hielo. Las jarras o copas hay que mantenerlas frescas pero nunca congeladas. Además, si en nuestra casa metemos las copas y jarras de cerveza en el congelador, hay una posibilidad de que se mezclen los olores de los otros alimentos.

En cuanto a la cerveza, hay que guardarla siempre en posición vertical. Esto se hace para que la cerveza no coja el sabor de la chapa metálica y el aire tenga menos contacto con el líquido.

¡Ahora toca servir la cerveza! Este proceso o el tiraje se hace en dos movimientos pero aquí te lo vamos a explicar poco a poco.

Refrescar la copa

Lo primero de todo es muy importante refrescar la copa, esto en los bares y cervecerías se hace con el moja copas y luego se escurre. Pero en casa lo puedes hacer con un chorrito finito de agua y luego escurriéndola. De esta manera se genera una finísima película de agua que permite a la cerveza deslizarse con suavidad.

Primer movimiento

Hay que abrir el grifo de un solo golpe y dejar que la espuma inicial salga. Este paso no lo hagas si estás sirviendo la cerveza de una botella. Ahora, acerca la copa en una posición de 45 grados, pegada al tubo pero sin tocarlo, la cerveza tiene que caer sobre el cristal y no la propia cerveza. A medida que se llene, ve colocando la copa en posición vertical y cuando estén llenas tres cuartas partes, cierra el grifo de un solo golpe (o si sirves de la botella deja de servirla).

Segundo movimiento

Este es el paso más importante de todos porque es cuando vas a crear la espuma. Vuelve a abrir el grifo pero solo un cuarto, hasta que veas caer un hilo de crema lo más fino posible. Ve llenando la copa de crema hasta que llegue al mismo borde. Este paso es el mismo tanto si sirves de grifo o de una botella.

Y ahora solo queda probar y disfrutar de nuestra cerveza bien tirada.

Tip extra: Día del Padre y Día de San Patricio

Se van acercando dos de las fechas más especiales de esta época; el día de San Patricio y el Día del Padre. Si estás buscando algún regalo especial y diferente para sorprender a tu padre por estas fechas elementos relacionados con la cerveza pueden ser perfectos para esta ocasión.

Si tu padre es un auténtico cervecero lo tienes muy fácil, regálale alguna que otra cerveza y una jarra de cerveza para ese tipo de cerveza. Pero si estás un poco confuso en ese mundo, y es que el mundo de las cervezas puede ser algo complicado, aquí vas a encontrar algunas ideas que te ayudarán a escoger el regalo perfecto.

Una jarra de cerveza para los amantes de la cerveza es un regalo con el que seguro triunfarás. En Regalo Original, tenemos jarras para todo tipo de cervezas y de materiales diferentes, tenemos más de 15 jarras y vasos de cerveza distintos. Además, nuestras jarras de cerveza están personalizadas con el nombre o texto que tú quieras, haciendo que sea un regalo único y muy original. Por ejemplo, esta cerveza de vidrio grabada es la más solicitada.

Jarra de cerveza personalizada

Si quieres ir un pasito más allá, puedes regalar la propia cerveza. Pero como sabemos que comprar cerveza en una tienda no es muy original, nosotros tenemos botellines de cerveza personalizados. Nuestros regalos consisten en crear una caja de 6 botellines de cerveza en la que personalizamos la etiqueta con una foto o con el diseño que tú hayas elegido. Hay un montón de diseños diferentes entre los que puedes elegir. ¡Seguro que encuentras la cerveza perfecta!

Cervezas personalizadas