Cuadro collage con fotos DIY

Verano es una época excelente para hacer regalos con fotografías. Las vacaciones, el buen clima y el tiempo libre nos invitan a tomar más fotografías que en otras épocas del año y nos deja con un montón de imágenes interesantes que bien podrían servir para preparar un bonito regalo original y especial a nuestro ser más querido. En el post de hoy os vamos a enseñar a preparar un bonito cuadro personalizado con fotos con el que decorar vuestro hogar o para obsequiar a un amigo o familiar.

DIy-Collage-Frame

Utensilios

  • foamUna o dos lámina de Foam, cuanto más gruesa mejor.
  • Fotografías impresas (en papel rígido/papel de fotos)
  • Pincel de esponja
  • Celo de doble cara
  • Cola blanca
  • Tablero de madera (opcional)

Pasos a seguir

  1. Dependiendo de si queremos un cuadro muy resistente o si preferimos que sea más ligero, deberemos recurrir a un tablero de madera o a una segunda lámina de foam. En ambos casos, deberemos pegar con cola blanca el foam al segundo material que escojamos (madera u otra lámina de foam) para conseguir la rigidez que requieren este tipo de artículos una vez colgados.
  2. Posteriormente, recortamos las fotografías a los tamaños deseados y las superponemos sobre el foam para ver la colocación antes de pegarlas definitivamente.
  3. cola_blancaUna vez elegida la colocación de las fotos, las damos la vuelta y aplicamos un poco de celo de doble cara para volver a colocarlas en su posición normal. También podemos fijarlas con un poco de pegamento de barra, aunque es más engorroso que el celo.
  4. Con todas las imágenes ya pegadas al Foam solo queda darles una capa protectora con cola blanca y con ayuda del pincel de esponja. Poco a poco, mojamos ligeramente la brocha y deslizamos delicadamente sobre todo el tablero hasta conseguir cubrir toda la superficie. Si lo queréis, y para mayor protección, podéis aplicar una segunda capa una vez la primera esté totalmente seca.
  5. Antes de colgar el cuadro, dejamos secar la cola blanca durante toda la noche.

Es un regalo manual muy sencillo de hacer y que tiene el plus de estar hecho por nosotros mismos, algo que seguro el destinatario sabrá valorar en su justa medida. Si no se os dan bien las manualidades o preferís un acabado más profesional, también podéis haceros con un lienzo personalizado collage con vuestras propias fotografías, al fin y al cabo, ¡no a todos se nos dan bien los regalos manuales!

lienzo-collage-g

Artículos Relacionados