Regalos que nunca debes hacer

Llevamos mucho tiempo hablándoos de regalos originales, sorpresas con las que dejar boquiabiertos a los destinatarios e ideas nunca antes vistas, sin embargo, muy pocas veces hemos comentado aquello que nunca, bajo ningún concepto, debe entrar en vuestra lista de regalos ideales. En el post de hoy os vamos a comentar los que, según varias encuestas, son los peores regalos que podemos hacer a otros y la razón que hay detrás de esta mala calificación. ¡Tomad nota!regalo_nodeseado

Dinero y tarjetas regalo

dineroEn el top 1 de peores regalos de la historia nos encontramos con las tarjetas regalo y los sobres con dinero. La mayor parte de la gente detesta recibir este tipo de regalos, ¿porqué?

Si lo pensamos, tiene bastante lógica. Regalar algo tan impersonal como una tarjeta regalo o, directamente, darle al destinatario el dinero para que se compre lo que quiera, viene a significar que no podemos ni queremos esforzarnos por encontrar algo que realmente le guste. Para nosotros puede ser una solución perfecta cuando no conocemos a la otra persona muy bien o cuando no tenemos tiempo pero siempre existen opciones alternativas que nos pueden dejar en mejor lugar que este tipo de regalos.

Electrodomésticos y artículos para el cuidado del hogar

Salvo que el destinatario se acabe de independizar/mudar, este tipo de regalos deberían estar totalmente vedados o ¿acaso hay alguien al que le emocione recibir una nueva plancha? Por otro lado, si el regalo se realiza a una mujer puede tener una connotación machista que debemos evitar a toda costa.

Animalesmascota

Regalar un animal es una mala idea cuando no sabemos si la otra persona puede o quiere mantenerlos. Un animal debería de acogerse en casa tras una cuidada reflexión y no debe ser una decisión que otro tome por nosotros. Regalar un animal puede complicar la vida del destinatario y de la propia mascota y, salvo que tengamos la certeza absoluta de que va a ser bien recibido, nunca debemos decantarnos por esta opción al regalar.

Regalos de imitación

Una de las razones que hay para ocultar el precio al destinatario es para que no sepa si nos hemos gastado mucho dinero o poco en él. Regalar unas zapatillas Avivas o una PolyStation ya nos dice que el remitente no se ha gastado mucho dinero, lo que puede conducir a dos opciones: que no disponga del presupuesto suficiente (totalmente correcto) o que no le importemos lo suficiente como para rascarse el bolsillo. Mejor decantarse por otros regalos económicos que no nos dejen como unos tacaños.polystation

Libros

Los libros suelen ser una opción clara de regalo pero, cuando no conocemos bien los gustos del destinatario o los libros que ya tiene, pueden convertirse en una pesadilla de obsequio. ¿Alguna vez os ha pasado que os han regalado un libro que ya teníais, la segunda parte de un libro del que ni siquiera habéis oído hablar o un libro de fantasía cuando solo os gustan los realistas? Equivocarse a la hora de escoger un libro es muy fácil, por ello, suele ser un regalo bastante complicado.

Regalar lo que nos guste a nosotros

¿Recordáis el capítulo de los Simpsons en el que Homer le regalaba una bola de bolos a Marge? Esa sería la esencia de este apartado. Nunca debemos hacer un regalo que a nosotros nos guste y que el destinatario deteste solo para poder disfrutar de ello más tarde, un ejemplo de esto sería, por ejemplo, regalar unas entradas de fútbol a una persona a la que no le guste solo para acoplarnos a la invitación.bola_bolos

Estas recomendaciones las tenemos muy en cuenta a la hora de preparar el catálogo de nuestra web y, por suerte, podemos decir que nuestros regalos encajan en casi todos los casos con los destinatarios, especialmente los que son personalizados, así que, si te has quedado sin ideas, antes de comprar una tostadora, visita nuestra web.

Artículos Relacionados