Cómo decorar la habitación de tu niño: consejos y beneficios

Las habitaciones de los niños son un espacio fundamental para ellos y tienen que estar preparadas para que puedan jugar sin problemas y tengan espacio suficiente para crecer con esa habitación. Los niños crecen muy deprisa y hay que tenerlo en cuenta a la hora de decorar su habitación.

¿Nunca has oído hablar de decoración de habitaciones infantiles? ¡Es todo un mundo! Si piensas que con el dormitorio que decoraste cuando tu hijo tenía 8 años te valdrá para siempre, estás totalmente equivocada. El dormitorio de un niño hay que cambiarlo muy a menudo: crecen, empiezan a interesarse por cosas diferentes y comienzan a asumir sus primeras responsabilidades.

Cada etapa del niño necesita un cambio de habitación. Nosotros empezamos por la primeriza, la de los bebés o niños muy pequeños:

Claves para decorar la habitación de los más pequeños

Para decorar la habitación de tu peque debes tener en cuenta muchas cosas. Por eso, aquí te vamos a dejar muchos consejos para que su habitación quede perfecta. No solo el diseño es importante, si no que el orden o la accesibilidad deben tener un protagonismo importante en un dormitorio de estas características.

No te preocupes. Si estás perdida, a continuación te dejamos unas claves:

Muebles que les dejen espacio para jugar

Los muebles son una decisión muy importante: hay que evitar los que son excesivamente grandes y que ocupan mucho espacio en la habitación.

En este sentido, las habitaciones de los niños deben tener mucho espacio para que puedan jugar sin problemas. Las piezas desplegables y tipo nido, por ejemplo, son ideales en este caso.

La clave está en meter muebles en la habitación, pero dejando el mayor espacio posible para que los pequeños puedan jugar siempre que quieran y sin límite de sitio.

Controlar el desorden

Lo mejor que puedes hacer para evitar las peleas y los berrinches innecesarios es que todos los juguetes y sus cosas estén siempre a su alcance. En este sentido, las cajas y contenedores para guardar juguetes y todo tipo de cosas son el elemento perfecto para que siempre encuentren lo que necesiten y después lo guarden todo en su sitio.

Además, si las cajas y los contenedores tienen etiquetas señalando su contenido será mucho más fácil que dejen todo donde corresponde y la habitación esté recogida. Por ejemplo, nuestras cajas personalizadas pueden ser la opción perfecta para que los niños dejen todo en su sitio y les guste mantener la habitación personalizada.

Decoración infantil

La seguridad, lo primero

En las habitaciones de los niños hay que tener más en cuenta la funcionalidad y la seguridad antes que el diseño o la decoración. Por ejemplo, en vez de poner alfombras pequeñitas que son para decoración, las puedes sustituir por alfombra de vinilo o alfombras grandes para evitar tropiezos y que los niños se caigan. Por ejemplo, la alfombra de vinilo de nuestra página web personalizada es perfecta para que los niños jueguen y además aprendan jugando.

Decoración infantil

Proteger las paredes

Cuando vas a decorar una habitación infantil, no solo hay que pensar en lo bonita que va a quedar, si no que hay que ser más práctico. Las paredes en blanco pueden dar mucha luz a la habitación, pero son perfectas para que tus hijos las manchen con sus obras artísticas.

Lo mejor es proteger las paredes con elementos como madera a media altura, papel pintado o vinilos. Más adelante ya habrá tiempo para cambiar y actualizar la decoración de la habitación, pero en este momento, lo primordial es que tu niño no manche las paredes cada dos por tres.

Lugar de estudio

Aunque los más peques de la casa todavía no vayan al cole, es muy importante que desde el principio destines una zona de la habitación al estudio. Cuando los niños sean más pequeños será la zona de pintar y leer cuentos, pero cuando se vayan haciendo mayores, esta zona se convertirá en la de hacer deberes. Para que los niños tengan una rutina de estudio hay que empezar con esa rutina desde pequeñitos para que luego sea mucho más fácil ponerse a estudiar.

Habitación para los más pequeños: adaptable para un futuro

Los niños crecen, y muy deprisa, por lo que, debemos adaptar su habitación a sus necesidades. Lo mejor es que la habitación sea flexible y adaptable para no tener que cambiar todos los muebles una vez que se hagan más mayores.

En este sentido, hemos preparado unos breves consejos para adaptar una habitación infantil a una juvenil:

  • A su gusto. Los adolescentes pasan más tiempo encerrados en su habitación que en el resto de la casa por lo que su habitación tiene que estar a su gusto, aunque muchas veces no encaje con el del resto de la familia.
  • Flexible y multifuncional. Además de pasar más tiempo en su habitación, empezarán a invitar a amigos a casa por lo que su habitación tendrá que ser un espacio funcional. Un ejemplo de esto son los sofás cama, las camas nido o las camas extensibles.
  • Almacenamiento para guardar secretos. Con la adolescencia la ropa, los accesorios, cremas, maquillaje, todo se vuelve imprescindible y no quieren que los padres toquen sus cosas; así que cómodas y cajas son perfectas para este propósito.
  • No nos podemos olvidar del espacio de estudio. Como se hacen mayores necesitarán una zona para estudiar acorde a sus necesidades y donde pueda colocar todos los materiales de clase. Para esto los escritorios con cajones y baldas son perfectos.

Aprovecha ahora, porque la vuelta al cole o al instituto es el momento perfecto para darle un cambio a la habitación de los más jóvenes de la casa.

Ahora te toca a ti: empieza con la decoración de la habitación infantil y pasa, con los años, a una juvenil. Dinos qué consejos te han gustado más y cuáles pondrías en práctica.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.