Nubes: todo lo que no sabías sobre la chuche más internacional

Nube, esponja, jamón, bombón e incluso malvavisco. Todos esos nombres, además del término inglés marshmallow (cada vez más frecuente), se utilizan para definir a la misma cosa: una chuchería inconfundible al tacto, al gusto y al olfato. Es una de nuestras golosinas favoritas, tanto que en nuestra web puedes comprar marshmallows personalizados, y por eso hoy queremos dedicarnos por completo a esta joya dulce. ¿Quieres saber cuándo se inventó? ¿Y de qué está hecha? ¿Y distintas formas de comerla?

mensajedenubes-g

HISTORIA E INGREDIENTES DE LAS NUBES

Aunque posiblemente sea el término que menos se utilice, la palabra malvavisco es el punto de partida obligado para explicarlo todo sobre esta chuche. Y es que la planta de malvavisco, cuyo nombre científico es althaea officinalis, se utilizó desde tiempos antiguos para elaborar un ungüento contra la tos. Por eso hay quien se pone trascendente y dice que las nubes se inventaron en el Antiguo Egipto… nada más lejos de la realidad.

Lo cierto es que las nubes, tal y como se conocen hoy, son un invento de finales del siglo XIX. Fue en ese momento cuando se elaboró la receta moderna y se empezó a fabricar a gran escala utilizando más o menos lo mismo que hoy en día. ¿Y de qué está hecho este manjar? Básicamente azúcar, clara de huevo, gelatina, goma arábiga y aromas. Parecido a un chicle, solo que muchísimo más fácil de digerir.

LA GOLOSINA DE LOS MIL USOS

Lo que más nos gusta de las nubes es las infinitas formas de comerlas. Por sí solas ya están buenas, gracias a su suave aroma a vainilla y a su suave textura. Pero es que son aun más ricas cuando se congelan. Sí, puede parecer una tontería, pero probad a meter unas cuantas nubes en el congelador… ¡Geniales! Ahora que vuelve el buen tiempo, nunca está de más tener unas poquitas preparadas para refrescarse de la manera más dulce. También hay quien opta por quemarlas. Tened en cuenta que buena parte de su composición es azúcar, por lo que se obtiene un sabor parecido al algodón de las ferias o incluso al caramelo de los flanes. Si sois pequeños (o muy torpes) pedid ayuda a un adulto.

Por supuesto, no nos queremos olvidar del carácter social de esta chuchería. ¿Quién no ha visto alguna vez la típica escena de peli americana en la que varios chicos salen asando algo en el fuego? Por si no lo sabías, las cosas que tienen pinchadas en el fuego son nubes, y es una buena manera de intensificar su sabor.

Marshmallows

 

Una Respuesta